rss feed Imprime esta páxina Envía esta páxina
CURSO CINE. Viajes a lo imposible (para hacer una película, primero tienes que subir a una montaña)

CURSO CINE. Viajes a lo imposible (para hacer una película, primero tienes que subir a una montaña)

Fechas: 
24 octubre 2019 - 7 mayo 2020
Horario: 
JUEVES, de 19.30 a 21.00
Lugar: 
salón de actos

AVANCE CURSOS TEMPORADA 2019-2020

[HISTORIA DEL CINE]
Viajes a lo imposible (para hacer una película, primero tienes que subir a una montaña)

Organiza: MARCO, Museo de Arte Contemporánea de Vigo
Docente: José Manuel López, con la colaboración de ponentes invitados
Total número sesiones: 23

PLAZAS LIMITADAS. Inscripción y matrícula a partir del 17 de septiembre

Precio: 190€ (descuento del 20% para miembros de la Agrupación de Amigos del MARCO y para estudiantes, previa acreditación), con la posibilidad de pago fraccionado en los plazos y condiciones señalados en la ficha de inscripción. 

RESUMEN / PRESENTACIÓN

Por cada película que llega a ver la luz, muchas son las que permanecen en el limbo de lo no-filmado. Estas son las únicas películas perfectas porque sólo existen en potencia, como idea o como sueño. Puede que la belleza del cine esté precisamente en su carácter improbable y perecedero, en lo milagroso de su maquinaria tecnológica que, como tal, siempre estará a merced de la imperfección, la anomalía, el defecto o el error. En el interior de cada película anida la posibilidad del "no ser" y la historia del cine será siempre una negociación entre sus películas posibles, es decir, aquellas que llegaron a filmarse y todavía se conservan, y las imposibles; aquellas que no se filmaron jamás o se perdieron para siempre.

Una de las más hermosas historias posibles del cine —a la que se dedica este curso— es la de los creadores melancólicos que, como dijo Walter Benjamin de Kafka, cortejan constantemente "la pureza y la hermosura de un fracaso". Que lo quieren todo para en ocasiones no llegar a nada, que aceptan el azar como una parte más de sus historias, que siguen avanzando a pesar de los accidentes, que no dejan de buscar el norte por mucho que lo hayan perdido hace tiempo, y que aceptan la deriva como ruta creativa. Y en el horizonte, siempre, la posibilidad de no llegar o de no terminar de llegar nunca. Pero mientras tanto, que el viaje sea hermoso.

Imagen: fotograma de Fitzcarraldo